"I have but one passion - it is He, it is He alone. The world is the field and the field is the world; and henceforth that country shall be my home where I can most be used in winning souls for Christ."

Friday, April 11, 2008

Sunday School Message #1

Hey Everyone,
I know that most of you won't be able to read this, but I haven't been online in a while and I want to keep you all posted in any way I can. So I'm posting my notes from last Sunday School, only they're in Spanish. So at least it's maybe a little bit of an update for some of you all.


6/4/08
Intro: Buenos Días. Estoy muy emocionado y muy agradecido por la oportunidad de enseñarles. Pero recuerden que aun estoy aprendiendo Español; entonces si no me entienden, solo díganme y yo intentaré de decirles de otra manera, ok? Y no sé si vamos a usar toda la hora esta mañana, porque la única cosa que quiero hacer hoy es compartir mi testimonio con ustedes y para mostrarles unos versículos que el Señor está usando para guiarme ahora mismo.

Mi testimonio:
- Yo no soy nadie. Yo no soy algo especial. La única cosa que yo soy es un esclavo de Jesucristo. No quiero que ustedes a piensen que yo soy una persona muy buena o muy diferente a ustedes. Soy pecador igual que tu. Pero espero que cuando oigan mi testimonio, van a entender que el Señor puede usar a cualquier persona quien entrega su vida a Él.
- Mi historia empieza cuando yo tenía 5 años. A esa edad yo recibí Jesucristo como mi Salvador personal. Yo había oído el evangelio muchas veces antes pero esa fue la primera vez que comprendí que yo era un pecador también. Así que, yo hablé con mis padres y esa noche recibí Jesucristo en mi corazón. Esa noche cambió mi destino. Pero hay otro tiempo que cambió lo resto de mi vida.
- Esto tiempo pasó cuando tenía 12 años. En el verano yo fui a un campamento Cristiano en Wisconsin – en la actualidad es el mismo lugar donde yo fui a la universidad muchos años después. ese verano estaba un predicador allí, se llama Tom Farrell, quien el Señor lo usó en grande manera para hablarme . Me acuerdo muy bien una noche durante esa semana. Estaba sentando allí escuchando el sermón y yo podía percibir la presencia del Señor en una manera muy especial. Yo supe que el Señor me estaba llamando para servirle para por el resto de mi vida. No supe adonde. No supe en qué manera. Pero yo supe que Dios me estaba llamando para algo especial. Entonces, en esa noche yo entregué mi vida a Dios para servirle el resto de mi vida.
- Luego, cuando tenía 20 años, mis padres me dijeron que debía ir al colegio para prepararme al servicio del Señor. Entonces, yo decidí a ir a Northland Baptist Bible College y estudiar y prepararme para el ministerio con los jóvenes. Como estaba creciendo, el Señor empezó a darme una carga y un amor por los jóvenes. Pero voy a decirles más sobre eso en unos minutos. En ese tiempo el Señor me guío a una iglesia en Illinois, se llama Cornerstone Baptist Church o Iglesia Bautista Piedra angular. Para toda mi vida, yo estaba viajando con mi familia en un ministerio para iglesias. Pues, después de mi segundo año de universidad, mi familia viajó a Piedra Angular y yo andaba con ellos. E inmediatamente nosotros amamos a esa iglesia. Luego, un año después, mi familia viajó allí también a la misma fecha; entonces yo estaba con ellos otra vez. Y ese verano, yo tenia que trabajar para una iglesia como parte de mis requisitos para la universidad. Así que el Señor me permitió a trabajar a Piedra Angular.
- Entonces, ese año, en Diciembre del 2004, el Señor llamó al pastor de jóvenes de la Iglesia Piedra Angular y dejar la iglesia e ir al campo misionero. El les dijo que se iría en Mayo del 2005, el mismo mes que yo terminaría mis estudios en la universidad. Entonces los pastores de la Iglesia Piedra Angular me llamaron y me invitaron para volver ahora como el nuevo pastor de jóvenes. Para que ustedes sepan, estoy contando los detalles de todo de esto muy específicamente porque quiero que ustedes vean como el Señor es muy claro cuando nos guía y muestra su voluntad. Si estas caminando en obediencia con El Señor, no tienes que preguntarte, “¿Estoy en la voluntad de Dios ahora mismo?” porque tu estas!. Si tu eres un hijo de Dios, tu vas a saber cuando no estás en el voluntad de Dios. Porque Dios no castiga los hijos del diablo, pero el castiga a sus propios hijos.
- Regresemos a mi historia. en ese tiempo, yo no sabía lo que Dios haría conmigo, solo sabía que él me quería para servirle el resto de mi vida. En la universidad, conocí muchos que sabían exactamente lo que el Señor quería para ellos. Uno de mis amigos me dijo, “El Señor me llamo a Brasil para empezar nuevas iglesias.” otro me dijo, “El Señor me quiere como pastor aquí en los Estados Unidos.” Otra hermana me dijo, “El Señor me quiere como maestra de niños.” Pero yo nunca supe así como ellos. Entonces, cuando los pastores de Piedra Angular me llamaron, yo entendí que Dios me estaba abriendo una puerta. Así que, acepte.
- Entonces, yo trabajé allí por dos años hasta el verano del año pasado. Luego, el Señor empezó a guiarme en una dirección diferente. Y esa fue muy difícil para mí. Porque en ese momento, yo no sabia donde El Señor me quería o donde quería que fuera. Pero cuando yo hablé con los otros pastores, ellos estaban de acuerdo conmigo . Así que, yo empecé a considerar otros ministerios. Yo hablé con ministerios de música en Missouri, ministerios para jóvenes en la ciudad de Nueva York, y campamentos Cristianos, y yo pensé viajar con mis padres de nuevo en su ministerio de renacimiento. Y saben, fue muy difícil decirles todo de esto a mis jóvenes en Illinois. Fue muy difícil algunos de ellos. Me preguntaron, “¿Pero porque, Pastor Jon? ¿Porque quieres dejarnos? ¿A dónde vas? No puedes irte; tú eres mi pastor favorito,” y cosas así. Entonces, el ultimo mensaje que yo prediqué a ellos fue de Abram en el libro de Genesis capitulo 12. Búscalo, por favor, si tienes tu Biblia. “Pero Jehová había dicho a Abram: ‘Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.” En este pasaje, Dios dice a Abram que deje a su familia, su tierra, y todo lo que tiene en su vida, para ir a “una tierra que te mostraré.” Dios no le dijo a donde. Dios no le dijo porque. lo mismo que en mi vida. Pero Abram confió en Dios, así que, mira el versículo 4, “Y se fue Abram.” Abram siguió a Dios. Si estudias este pasaje y la geografía de esa tierra, vas a aprender que Abram viajó más que 680 kilómetros antes de que Dios le hablara otra vez. Esa es la fe. Esa es la confianza. Esa es la obediencia. Cuando Dios nos dice, “Vete de aquí,” tenemos que ir.
- Finalmente, yo vine aquí a México, el año pasado en Junio. ¿Cuántos recuerdan eso? bueno, cuando yo estaba aquí, Dios estaba conmigo. Cada día de muchas maneras, el Señor me estaba hablando. Yo vi la necesidad que tiene la gente de México de Jesucristo. Yo vi las oportunidades para servir al Señor aquí. fue a ese tiempo que yo empecé a pensar que este era el lugar donde el Señor me quería . Cuando yo regresé a los Estados Unidos, yo hablé con mis padres, hablé con mis pastores, y
- hablé con el Hermano Randy. Y todas las personas me dijeron, “Si piensas tu que el Señor te quiere que regreses a México, hazlo.” Así que, aquí estoy!. Estoy aquí por tres meses para buscar la voluntad de Dios, y para aprender y ver si El me quiere mover aquí permanente. Estoy orando que cuando vuelva a Chicago, voy a saber si este es el lugar donde el Señor me quiere o si es otro lugar. Ese es mi testimonio.
- Antes de terminar, les quiero compartir algo de mi corazón. Mi corazón es para los jóvenes, para ustedes. Yo creo que ustedes están en los años mas importantes de sus vidas. Las decisiones que están haciendo ahora mismo van a cambiar el resto de sus vidas. Por ejemplo, están escogiendo lo que quieren hacer con sus vidas. Están escogiendo con quien se quieren casar. Están escogiendo donde quieren vivir. Y yo quiero ayudarles a hacer sus decisiones bíblicamente. Yo quiero que ustedes consideren no solamente lo que tú quieres hacer, si no primero lo que Dios quiere hacer con tu vida. Y he compartido mi testimonio a ustedes para que ustedes puedan ver que Dios quiere usar tu vida también, que no soy especial o diferente. Dios me está guiando y va a usar mi vida solamente porque yo la entregué a él. Y si tu entregarás tu vida a El también, él va a usarte en una manera muy poderosa. Piensa en esto y ya terminamos: Hay muchas cosas buenas que puedes hacer con tu vida. Pero, ¿cuál es la mejor? Escuchen estos versículos: “Todo esto proviene de Dios, quién nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuento a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de reconciliación. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.”
- Podemos hablar de esto otro día, ok? Vamos orar…

No comments: